Portal de información de Suiza

Portal de información de Suiza

Your Gateway to Switzerland

Sacando rendimiento al estiércol porcino – SwissFarmerPower

SwissFarmerPower – Planta de biogás (nueva ventana)

SwissFarmerPower – Planta de biogás en Inwil, cantón de Lucerna.© SFP Inwil

Transporte de residuos secos (nueva ventana)

Con grandes excavadoras se trasladan los residuos secos al lugar de destino, la trituradora.© SFP Inwil

Transporte de residuos líquidos (nueva ventana)

El estiércol y otros residuos líquidos llegan en grandes camiones cisterna.© SFP Inwil

Planta de tratamiento (nueva ventana)

Esta instalación de refinamiento transforma los gases en biogás que luego es conducido a los gasoductos de la región.© SFP Inwil

SwissFarmerPower – Planta de biogás (nueva ventana)

El biogás se almacena en el depósito intermedio con la cúpula verde.© SFP Inwil

Watt d’Or (nueva ventana)

El premio energético suizo Watt d’Or.© Swiss Federal Office of Energy SFOE

Camiones grandes y malolientes transportan toneladas de estiércol de cerdo desde Lucerna a zonas de cultivo distantes en Suiza. Una circunstancia que dio que pensar y que despertó el ingenio de algunos campesinos: fundaron una sociedad y levantaron una planta de biogás. El esfuerzo fue coronado en 2010 con el Premio Energético Suizo Watt d’Or en la categoría “energías renovables”.

 

Los campesinos del cantón de Lucerna se hartaron en 2006. Más de 425.000 cerdos producían mucho estiércol, demasiado para las tierras de cultivo lucernesas. Las aguas se vieron afectadas por un exceso de purín y estiércol, y los vecinos por las emisiones. Pozos de abono y estercoleros estaban desbordados. Lo que sobraba del abono de los campos, se exportó a tierras de cultivo más alejadas en Suiza. Así nació el turismo del estiércol. Como es lógico, esos transportes no eran gratis. Los campesinos arrugaron las narices porque tuvieron que pagar (hasta 50 céntimos por kilómetro y tonelada). Pero, ¿qué hacer con los desechos?

 

Aunando fuerzas contra la superfertilización

Con la instalación de biogás en Inwil, los campesinos de la región demostraron su valentía. Junto con diversos socios (Erdgaszentralschweiz SA o Energie Wasser Luzern ewl) fundaron la SwissFarmerPower Inwil AG, a la sazón una instalación pionera de biogás y la más grande de Suiza: en 2008 era la única planta que combinaba la fermentación seca con la húmeda. Esto significa que tanto los detritus biogénicos líquidos como los sólidos, así como los residuos vegetales, el estiércol líquido y sólido pueden ser transformados en biogás. El biogás alimenta la red regional de gas natural y se vende luego en las gasolineras por la sociedad Energie Wasser Luzern. Al final quedan grandes cantidades de material de compost.

 

De estiércol porcino a gas biológico

En Inwil se transforman residuos biogénicos en biogás que sirve como carburante neutro CO2 para vehículos de gas natural. La planta trata desde los simples residuos vegetales a los posos de café, y desde el estiércol de cerdo a materiales líquidos como purín, aceite procedente de la industria alimenticia y agua azucarada de la producción lechera.

 

La fermentación seca

Al término de unas fases de clasificación y fragmentación, los residuos se conducen a un fermentador de procesamiento seco. Dos terceras partes del enorme depósito están siempre llenas. Un eje remueve lentamente el material a una temperatura constante de 55 grados centígrados. Este proceso dura una semana y produce biogás bruto, un mezcla que se compone de aproximadamente un 60% de metano y un 40% de CO2.

 

La fermentación húmeda

También en este tipo de fermentación los residuos líquidos son conducidos a un gran depósito. La masa biogénica se remueve durante un período de entre quince y veinte días a una temperatura de 38 grados centígrados. El resultado es el mismo: biogás bruto. Después, el biogás es acumulado en cúpulas verdes.

 

A pleno rendimiento, la instalación produce cada año unos 18 gigavatios hora de energía en forma de biogás. El biogás se trata para convertirlo en gas natural, que luego, entre otras finalidades, puede ser distribuido a las gasolineras donde Energie Wasser Luzern lo vende como carburante para vehículos de gas natural. Esta cantidad sirve para unos 2.000 vehículos que recorren cada uno un promedio de 12.000 kilómetros anuales. Ello equivale a unos 2 millones de litros de gasolina, con lo que se dejan de emitir 4.000 toneladas de CO2.

 

Premio Energético Suizo – Watt d'Or 2010

Con el Watt d’Or 2010, no solamente se premió la entonces más grande instalación de biogás de Suiza, también fueron recompensados 72 campesinos que, junto a los inversores, se mostraron valientes a la hora de abrir nuevos cauces. Apostaron por el biogás, el Rolls Royce de de las energías renovables, para abordar el problema del exceso de estiércol.

Enlaces externos