Portal de información de Suiza

Portal de información de Suiza

Your Gateway to Switzerland

Solar Impulse – dar la vuelta al mundo en un avión solar

(nueva ventana)

En junio de 2014 despegó por primera vez el avión solar HB-SIB. El peso de la aeronave equivale tan solo al de un automóvil de tamaño mediano (2.300 kg).© Solar Impulse

(nueva ventana)

Sus cuatro electromotores de 17,5 caballos de vapor cada uno son impulsados durante el día por más de 17.000 células fotovoltaicas y durante la noche por una batería de litio y polímero que pesa 633 kilogramos. Con todo alcanza una velocidad media de 70 kilómetros por hora.© Solar Impulse

(nueva ventana)

La envergadura de la aeronave HB-SIB es con sus 72 metros mayor que la de un Boeing 747-81. Las más de 17.000 células solares, de las que está provisto Solar Impulse, cubren una superficie considerable.© Solar Impulse

El sueño de flotar en el aire y recorrer distancias largas sin utilizar energía fósil está a punto de hacerse realidad gracias a la aeronave Solar Impulse.

En el año 2015 los pioneros suizos Bertrand Piccard y Andrés Borschberg aspiran por primera vez en la historia a dar la vuelta al mundo en un avión solar (HB-SIB). Con esta aventura única quieren demostrar que se pueden franquear las fronteras de lo posible si se tiene una clara visión; al mismo tiempo pretenden promover la sostenibilidad de la explotación de los recursos naturales utilizando la aeronave como soporte publicitario. Esta actitud se corresponde con el compromiso de Suiza con el fomento de las energías «limpias», motivo por el cual la Confederación apoyó en sus inicios el proyecto.

Vuelta al mundo
En marzo de 2015 tendrá lugar el vuelo inaugural: Solar Impulse sobrevolará la Tierra en varias etapas desde la región del Golfo con escalas en la India, Myanmar y China. Después tendrá lugar la travesía del Pacífico (cinco días y cinco noches con solo un piloto), una parada en Estados Unidos y finalmente la travesía del Atlántico (4 días y 4 noches) en dirección al sur de Europa, África del norte y finalmente volviendo al lugar del despegue inicial. Dado que la cabina de pilotaje está concebida para un solo piloto, se aprovechan las escalas principalmente para hacer un relevo a los mandos, pero también para presentar el proyecto al público y a las instituciones políticas y científicas.

Espíritu de innovación suizo y colaboración público-privada

La aeronave Solar Impulse está concebida de tal manera que puede mantenerse en el aire durante el día y la noche sin recurrir a carburantes fósiles. Ello es posible gracias a la extraordinaria aerodinámica y a la eficiencia energética del avión (tres veces mayor que las de un avión comercial). Un equipo de técnicos y científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) bajo la dirección del ingeniero aeronáutico Borschberg y del psiquiatra vaudense Piccard se han involucrado en esta empresa pionera. El hecho de que se realice este trabajo innovador en Suiza no es una sorpresa si se tiene en cuenta la larga tradición de este país en fomentar la inversión en investigación y desarrollo de productos innovadores. ¿Sabía usted por ejemplo que el café instantáneo, la cremallera y el velcro, el chocolate con leche o el ratón mecánico fueron inventados en Suiza?
La gran capacidad innovadora de Suiza queda también demostrada en los ránkings internacionales en este ámbito, en los que Suiza ha alcanzado la primera posición en repetidas ocasiones en los últimos años. Estos resultados son posibles por el alto nivel de la educación y la larga tradición de la colaboración entre el sector público y el privado, que se ve reflejada en distintos ámbitos.

Explotación sostenible de los recursos
Como país europeo sin acceso al mar con una superficie pequeña y pobre en recursos naturales, Suiza ha procurado desde siempre hacer un uso eficiente de sus recursos. Además, como principal depósito acuífero europeo Suiza tiene la «responsabilidad» de cuidar los manantiales de los grandes ríos, lo cual ha contribuido a que este país considerara el tratamiento responsable de los recursos (hídricos) como algo normal. Un impacto importante en el país tiene en este sentido el incremento del deshielo glaciar como consecuencia del cambio climático. Con estas repercusiones negativas en la retina Suiza emplea sus esfuerzos para la sostenibilidad de los recursos y una producción energética respetuosa con el clima.
Pequeña en tamaño pero grande en cuanto a su capacidad de innovación, Suiza está comprometida junto con sus socios en hacer del mundo un lugar mejor para vivir, y Solar Impulse es uno de los mejores ejemplos de esta filosofía suiza.

Enlaces externos (en inglès)