Portal de información de Suiza

Portal de información de Suiza

Your Gateway to Switzerland

La receta de la fondue

Suiza es conocida por su abundancia de quesos. Entre los platos de quesos más típicos del país figuran la fondue y la raclette, dos comidas elaboradas con queso fundido y que se comen sobre todo en invierno.

 

Hay muchas maneras de preparar la fondue (el nombre viene del verbo francés fondre que significa fundir):

 

Receta clásica

Para esta especialidad se necesita un servicio de fondue: una cacerola para fondue con mango — el denominado caquelón—, un soporte y el réchaud o quemador con llama regulable.

 

Machacar un diente de ajo con un tenedor y untar la cazuela con el ajo machacado.

 

  • 3 decilitros de vino blanco seco
  • 3 cucharaditas de harina de maíz

 

Añadir, disolver y poner a cocer.

 

  • 400 gramos de queso Vacherin friburgués
  • 400 gramos de queso Gruyere rallado

 

Añadir poco a poco y cocer a fuego lento. Revolver la masa hasta que se funda.

Añadir pimienta y kirsch según propias preferencias.

 

Cuando la masa de queso esté suficientemente sólida, se puede poner el caquelón encima del quemador.

 

Mantener el fuego a una temperatura constante. Pinchar los trozos de pan con el tenedor, sumergirlos en la fondue, revolverlos lentamente y quitarlos para comerlos. Hay que revolver bien los trozos de pan en la fondue para que el queso no se queme en el fondo de la cazuela.

 

Como la comida es bastante difícil de digerir se presta el consumo de vino blanco o te.

 

¡Ojo, el que pierde su trocito de pan en la fondue es sancionado! Los castigos suelen ser bastante leves, no existen reglas fijas. Muy en sintonía con la tradición federal de los suizos, las sanciones suelen ser acordados democráticamente antes de servir la fondue.

 

Recomendación especial

Con el queso Vacherin Mont d’Or se puede preparar una fondue muy especial. Todo lo que se necesita es un Vacherin Mont d’Or en la típica caja de madera y un vaso de vino blanco.

 

Envolver la caja con papel de aluminio sin cubrir el queso. Perforar agujeros con el tenedor en la corteza del queso y salpicarla con el vino. Cocer el queso en el horno precalentado a 200° C durante unos 25 minutos. El queso fundido se come como la tradicional fondue.

Enlaces externos