Portal de información de Suiza

Portal de información de Suiza

Your Gateway to Switzerland

Medio ambiente

Incineración de residuos

Planta de incineración de residuos urbanos en Hinwil

Planta de incineración de residuos urbanos en Hinwil© wikimedia

Por mucho que los suizos reciclen, siempre sobran desechos que hay que eliminar de alguna manera. Existen dos tipos de residuos: residuos sólidos municipales y desechos peligrosos. Los residuos sólidos se componen básicamente de basura doméstica e industrial; los desechos peligrosos son residuos químicos, contagiosos o, simplemente, basura tóxica.

Existen dos procedimientos para eliminar los residuos: se queman (combustión o incineración) o se amontonan (escombrera). La basura es examinada y separada para luego ser transportada a la planta de combustión en el caso que se incinera, o bien a los vertidos de residuos en el caso que se deposita.

Residuos municipales

Desde enero del 2000, todos los residuos no reciclables y la basura combustible deben ser quemados en especiales plantas de combustión. En el año 2004, la capacidad de combustión de las plantas existentes en Suiza alcanzó 3,29 millones de toneladas anuales. Esto significa que ya no se necesitan escombreras públicas en Suiza para el depósito de desechos. Hay suficientes plantas incineradoras para satisfacer la demanda.

En los últimos años, la industria basurera ha conseguido reducir considerablemente la emisión contaminante de las plantas de incineración, mejorando por tanto el impacto ambiental de la incineración en Suiza.

Generando energía de la basura

En Suiza, las empresas eliminadoras de basuras también producen energía: las 28 plantas en Suiza generan energía eléctrica suficiente para 250.000 hogares. Esto supone un ahorro energético de unas 215.000 toneladas de gasóleo de calefacción por año.

Pero no sólo la incineración de residuos municipales contribuye a la producción de energía ecológica en Suiza. La industria de cemento, por ejemplo, elimina combustibles industriales como el petróleo usado o disolventes, que resultan de la producción del cemento, para cubrir gran parte de sus propias necesidades energéticas.

Sin embargo, el marco legal para estos procedimientos autoabastecedores de energía es muy restrictivo, ya que define con estricta claridad qué tipos de basuras pueden quemarse y cuáles no.

 

Enlaces externos