Portal de información de Suiza

Portal de información de Suiza

Your Gateway to Switzerland

La red ferroviaria

Un tren expreso de la línea Glacier en el viaducto Landwasser, Cantón de los Grisones (nueva ventana)

Un tren expreso de la línea Glacier en el viaducto Landwasser, Cantón de los Grisones© Andrea Badrutt, Chur

No sólo la red de autopistas, también la de las ferrovías es muy densa. La intensidad del tráfico ferroviario es una de las más altas en el mundo. Los trenes suizos son el modelo prototipo de precisión y puntualidad, y eso a pesar de un relieve desfavorable, marcado por las montañas y las quebradas.

Los suizos son con mucho los viajantes de tren más apasionados de Europa. En el año 2005 hicieron 42 viajes en tren y recorrieron hasta 1.929 kilómetros por persona y año. El único país competidor del mundo que puede con Suiza en este sentido es Japón. En el 2005 los japoneses hicieron más viajes aunque recorrieron algunos kilómetros menos. A modo de comparación: en los Estados Unidos las cifras para el 2001 eran de 0,1 viajes y 32 kilómetros por persona y año.

Los Ferrocarriles Federales Suizos (FFS) transportaron en el 2004 a 276 millones de pasajeros y cerca de 56 millones de toneladas de mercancías. Los trenes de viajeros recorrieron una distancia de más de 125 millones de kilómetros en una red con en total 3.163 kilómetros de raíles.

En la red ferroviaria suiza circulan además de los ferrocarriles estatales una serie de compañías ferroviarias privadas que circulan en una red de más de 2.000 kilómetros. En el año 2003, los trenes privados transportaron cerca de 169 millones de viajeros.

El desafío de las montañas

Los suizos son campeones en la construcción de ferrovías. Se necesitaba una buena dosis de ingeniosidad para superar los desniveles de las montañas: los trenes no son capaces de superar pendientes empinados, necesitan un trazado amplio y circular para ganar altura poco a poco. De este modo incluso los trenes de cargo están aptos para estas rutas montañosas.

En el Cantón de los Grisones hay gran cantidad de viaductos ferroviarios que en los últimos años resultaron ser verdaderas atracciones turísticas. Muchos amantes del tren visitan cada año esos viaductos que –en su mayoría– han sido construidos a comienzos del siglo XX.

La estación más alta del país (y también de toda Europa) está situada a una altura de 3.454 metros en la cumbre del Jungfrau (Oberland Bernés). La subida al Jungfraujoch, que posee un famoso restaurante mirador, es, en definitiva, la ascensión reina.

Enlaces externos