Portal de información de Suiza

Portal de información de Suiza

Your Gateway to Switzerland

Política energética en Suiza

Tras el desastroso terremoto en Japón y la avería en las instalaciones nucleares de Fukushima en marzo de 2011, muchas cosas han cambiado en materia de política energética en Suiza. Las discusiones en pro y en contra de la energía nuclear han sido arduas no solamente en el ámbito político. Tanto en Suiza como en muchos otros países del mundo la gente se manifestó en las calles, hizo vigilias y organizó —mayoritariamente de manera pacífica—  acampadas en los alrededores de las grandes empresas energéticas. Las exigencias eran en todas las lenguas las mismas: apagad las centrales nucleares y apostad por las energías renovables.

El Consejo Federal decidió el 25 de mayo de 2011 el abandono progresivo de la energía atómica. Las instalaciones nucleares existentes deberán seguir operando mientras sean seguras, pero luego ya no serán sustituidas. Para garantizar la seguridad del suministro energético en Suiza, una vez abandonada la energía nuclear, el Consejo Federal pretende reformar con un paquete de medidas eficaces y de forma sostenible el sistema energético hasta 2050 (perspectivas y estrategia energética 2050).

Desde 2009 se fomentan las energías renovables con la denominada remuneración del suministro de la red de saldo neutro. Para ello se dispone desde 2013 de un máximo anual de 500 millones de francos suizos. La financiación corre a cargo de los consumidores de energía eléctrica a través de un suplemento por kilovatio hora de energía consumida.

De acuerdo con una decisión adoptada por el Consejo Federal, el Programa de Acción SuizaEnergía se seguirá aplicando hasta 2020. SuizaEnergía es la plataforma nacional centralizada para el uso ahorrativo e inteligente de la energía y el empleo de las energías renovables. SuizaEnergía aplica las medidas correspondientes en colaboración con los cantones, los ayuntamientos, la economía y las organizaciones medioambientales.

En materia de eficacia energética, hace ya mucho tiempo que el Consejo Federal se puso en marcha. Con las llamadas prescripciones para el gasto energético de aparatos eléctricos y electrodomésticos y para motores eléctricos quiere conseguir que ya no se vendan más aparatos que derrochan electricidad. Las primeras disposiciones de eficiencia se tomaron en 2002 (para frigoríficos) junto con la introducción simultánea de la etiqueta energética para los aparatos electrodomésticos más significativos y las lámparas eléctricas. Hoy en día existen para la gran mayoría de aparatos domésticos disposiciones que regulan el gasto energético. Se promulgan en concordancia con las disposiciones legales vigentes en la Unión Europea.